• prensatvf

Patricia Urruzmendi: "Son dos empresas que están instaladas en un predio sin autorización"

Las empresas se encuentran pasible de sanción con un monto de 200 UR por operar sin contar con las autorizaciones ambientales correspondientes, de acuerdo a lo estipulado en los Arts. 29º y 30º del Decreto 349/005.b.

Los vecinos de la zona del km 94 de la ruta 5 denunciaron ante la DINACEA y DINAGUA a las empresas TOTOMEH SRL y VIALMIX que tienen en el lugar plantas de fabricación de hormigón premezclado y premoldeado de hormigón. La denuncia a la DINACEA con fecha primero de junio fue por afectación de vecinos por generación de polvo de portland, quema de bolsas de portland a cielo abierto, alto consumo de agua subterránea que desabastece a vecinos, y afectación de cursos de aguas superficiales. Ante la DINAGUA la denuncia presentada es por afectación de los caudales de agua subterránea que abastecen la zona, y afectación de aguas superficiales. Con fecha 9 de junio personal de DINACEA Y DINAGUA, realizaron inspección a las empresas denunciadas. En el informe se expresó que “no se pudo constatar en la inspección emisión de material particulado desde los procesos industriales o por rodadura de vehículos”. Si “se observaron manchas de lubricantes en el suelo desnudo, y existencia de tanques conteniendo lubricantes en área adyacente al curso de agua, que atraviesa el predio industrial”. Respecto a los pozos de agua subterránea, se constataron dos, mientras que “respecto al consumo de agua superficial, se abastecen de dos tomas de bombeo, que cuentan con autorización de DINAGUA, pero se observó la construcción de un tanque excavado sobre el curso de agua”. “El ruido emitido por las plantas durante la inspección, permitía mantener el diálogo a menos de 2 metros de distancia entre los interlocutores”, señala el informe. En el informe se especifica que “según el Decreto 349/005, Art. 2º, literal 19), deberán tramitar Autorización Ambiental Previa (AAP), la construcción de unidades o complejos industriales, que ocupen más de 1 hectárea de desarrollo fabril, incluyendo el área construida, las áreas de operaciones logísticas y los sistemas de tratamiento de emisiones y residuos. Para su puesta en operación deben contar con Autorización Ambiental de Operación (AAO), según Art. 23º del Decreto 349/005”. “En este caso, por tratarse de un complejo industrial que ocupa una superficie de aproximadamente 6 hectáreas dentro del padrón Nº 736, y que está incluida en la Clasificación Industrial Internacional Uniforme Revisión 4 con el Código CIIU 2395 (Fabricación de artículos de hormigón, cemento y yeso), estos emprendimientos deberían haber tramitado la AAP previo al comienzo de sus operativas, y deberían contar con AAO aprobada. En base a esto, se considera que ambas empresas deberán regularizar sus trámites ambientales ante la DINACEA, y se encuentran en infracción grave, según lo estipulado en el Art. 29º inciso b) del Decreto 349/005.Además, deben contar Autorización de Desagüe Industrial para sus efluentes líquidos, dando cumplimiento al Decreto 253/79 y modificativos, y gestionar sus residuos categoría I y II de acuerdo a lo dispuesto en el Decreto Nº 182/013”, indica el informe. Las empresas se encuentran pasible de sanción con un monto de 200 UR por operar sin contar con las autorizaciones ambientales correspondientes, de acuerdo a lo estipulado en los Arts. 29º y 30º del Decreto 349/005.b. Deberán solicitar en un plazo de 30 días hábiles, la AAP y AAO para el complejo industrial ubicado en el padrón rural Nº 736 del departamento de Florida, para dar cumplimiento al Decreto 349/005.c. Deberán gestionar sus efluentes según el Decreto 253/79 y modificativos, y realizar la gestión de sus residuos categoría I y II según lo dispuesto en el Decreto 182/013. Patricia Urruzmendi, vecina del lugar y vocera del grupo que denunció a las empresas, señaló en Buen día Florida que "el informe de la Dinama nos tranquiliza, es claro que no tenían habilitación desde el comienzo, y como dice la resolución es una falta grave". Para la vecina, es un mal ejemplo el que se está dando, ya que la empresa no tiene las habilitaciones correspondientes, está ubicada en una zona no permitida, pero de todas formas es proveedora de la intendencia y el Estado. Los vecinos insisten con la reubicación de la empresa y si bien destacan el interés de la intendencia de solucionar el tema, notan cierta “inclinación” hacia la empresa, dijo Urruzmendi.










177 vistas0 comentarios